viernes, 7 de septiembre de 2012


Capítulo 3

-Dime la respuesta.
-No.
-Dime la respuesta-
-“Me la respuesta”-sonreí burlona.
-Contigo es imposible-dijo Josh. Tiró su libro al escritorio, pero este cayó al suelo. No se molestó en recogerlo.
-Gracias-le contesté con la mejor sonrisa que pude fingir.
-No era un cumplido-me dijo serio.
-No me importa-la sonrisa no salía de mi boca.
-No te estoy pidiendo mucho-se acercó hacia mi mesa-banco hasta apoyar sus manos en él. Nuestras caras estaban tan juntas que podía sentir su respiración en mis labios y barbilla-solo dime la respuesta del problema del pizarrón-apuntó hacia el gran rectángulo verde-y te podrás ir a tu casa a hacerle la vida imposible a alguien más.
Estaba de verdad irritado, esto era divertido.
El tiempo pasó lentísimo, las dos horas del primer día de “tutoría” apenas se estaban terminando. Estaba ansiosa por irme, saltaría de la ventana si fuera necesario; pero como este idiota me tiene acorralada no me era posible moverme.
El problema del pizarrón era: 2x(-3y/4x)(5y+8x). Muy fácil, x=5 y y=3.
-Quítate de encima-le dije lentamente, con voz amenazadora-me largo de aquí.
-No te irás a ninguna parte hasta que hagas el problema en el cuaderno y me des los valores de x y, y.
-Está bien-se alejó un poco-equis es igual a-hice una trompetilla con mi lengua-y, y es igual a-repetí la trompetilla-¡Adiós!
Me paré del escritorio, agarré mis cosas y salí disparada del salón. Lo único que escuché fue un grito desesperado de “Josh”.


-------------------------------------------------Al día siguiente----------------------------------------------


Estaba sacando mis libros para la siguiente clase…historia, 45 minutos para dormirme. Cerré a mi casillero y me dirigí al salón 210.
Entré y el maestro me vio con una mirada iracunda. Me reí para mis adentros y me encaminé hacia mi pupitre: el último de la tercera fila.
Recosté mi cabeza justo cuando el maestro empezó a hablar. Ni siquiera se molestó en llamarme la atención, ya estaba acostumbrado.
-_____________ ___________, reportarse a la oficina del director, por favor.
Se escuchó el “uuuuuuuh” de todos mis compañeros y luego el regaño por parte del maestro.
Salí y me encaminé a la oficina. Entré sin que la secretaria me diera permiso y pase a la oficina de George sin tocar. Pero algo hizo que me detuviera de golpe.
George no estaba solo en su oficina. Josh estaba ahí. Lo que me faltaba.
-Aha…me quieres para…
-Toma asiento, por favor-me contestó en su lugar.
-Déjate de formalidades, George y dime de una vez para que me hablaste.
-Woah-dijo Josh
-¿Algún problema?-le espeté.
-Ninguno.
-Más te vale.
-Bien, Josh. Creo que ya lo noté.
-Notaste ¿qué?
-Tu actitud-contestó Josh en su lugar.
-HA, por favor. ¿Mi actitud?
-Sí, tu actitud. Tu actitud de “no me importa nada, soy mala y no me da miedo serlo”-imitaba mi voz mientras hacía comillas con sus manos.
En mi cabeza ya estaba muerto.
-Pues si tanto odias mi actitud, deja de ser mi tutor. Así de fácil.
-Wow-por fin hablo George.
-Wow ¿qué? ¿Qué tienes que decirme?-estaba apunto de explotar.
-Has roto el récord de molestar a un tutor lo más rápido posible.
-Bien, quiero mi medalla-extendí la mano. La abría y la cerraba para indicar que me diera algo.
-Pff…-dijo Josh.
-Mira, si tienes un problema conmigo dímelo ya para poder largarme de aquí.
-Bien te lo diré: ¡NO QUIERO SER TU TUTOR! Nunca me habían hartado tanto en dos horas y sinceramente, mi hermano me trata mejor que tú, y el me trata pésimo.
-¿YYYYY? No soy tu hermana. ¿Sabes qué? Yo…
-¡Paren!-interrumpió George-__________, tienes que ser más razonable con él. Él solo quiere ayudarte…
-No, no quiere ayudarme.
-No me interrumpas-él también estaba al borde del colapso. Aún así lo dijo con voz calmada-Te quiera ayudar o no, él será tu tutor hasta que logres pasar los exámenes finales. O si no…
Esta a punto de decir: “O si no ¿qué? “ pero mejor me lo callé.
-Así que…¿seré su tutor?-preguntó Josh.
-Hasta el final del semestre-concluyó George- ¿Tienes  algo que decir, __________?
“¿POR QUÉ LO PONES A ÉL? UN SIMIO ES MEJOR MAESTRO QUE ESTE IMBÉCIL QUE SE CREE SUPERIOR A LOS DEMÁS.”
En lugar de eso solo moví la cabeza hacia los lados.
-Bien, ya se pueden retirar-me levanté lo más rápido que pude para llegar a la puerta-Y _______-me giré hacia él-Debes de estar agradecida, tu tutor es el primero de la clase.
“El primero de la clase mis nalgas.”
Me volví hacia la puerta para tomar la perilla, pero Josh se me adelantó. Abrió la puerta y me dijo:
-Después de ti.
Pasé por un lado de él mirándolo con ojos llenos de rabia. No le dije nada y me alejé con intenciones de faltar a clases.
-__________, -molesta voz retumbó en el pasillo-tu salón es por el otro lado.
Me regresé y me imagine a mi misma dándole un golpe para que se callara, pero en vez de eso le dije:
-Ya lo sé, descerebrado. No iré a las clases ¿ok?-le dije irónica y me volteé.
-Oh no, tú no te vas-me tomó por el brazo tan fuerte que me enojé aún más
-¡Suéltame, imbécil! ¿Quién te crees tú para siquiera tocarme?
-Tu tutor.
-Sí, MI TUTOR. No mi padre ni mi novio ni nada de eso. Suéltame por que te juro que…
-¿Qué? ¿Qué me harás?-se acercó peligrosamente.
-No me provoques, Hutcherson. No sabes de lo que soy capaz. Y tampoco lo quieres averiguar.
Me soltó el brazo y por fin pude sentir mi sangre correr por mis venas. Me dirigí hacia la puerta, pero una voz diferente me detuvo.
-¿Adónde vas ____________?

1 comentario:

  1. Genial, ya quiero averiguar que pasará en el próximo capitulo.

    ResponderEliminar