sábado, 26 de enero de 2013


Capítulo 24

Y ahora que le decía...
-Mmm....no es nada importante Josh, solo alguien que me está haciendo una broma.-le dije.
-Claro que no mira, lee el mensaje.-Me enseño el mensaje y lo leí.
"Muy mal, muy mal __________ creí que bastaba con asustarte pero veo que no sirvió de nada ya que sigues con este otro chico. Espero que esta vez no hagas cosas que no..."
¡Ya me hartaron estos mensajitos!
-Es obvio que esto no es una simple broma, destruyeron tu casa y ahora te envían mensajes, ¿hay algo que no me estás diciendo__________? Sabes que puedes confiar en mí. Y te dije que si volvía a ocurrir te iba a ayudar a encontrar al culpable. -Dijo Josh, preocupado.
-Me han estado enviando mensajes y también hablando, pero es que no te quería preocupar y no quiero que te hagan daño por mi culpa.
-Lo bueno es que te encuentras bien y si te vuelven a enviar un mensaje o a llamar solo avísame y estaré contigo.
Lo miré a los ojos y supe que Josh decía la verdad, el me protegería si me seguían enviando mensajes. 

--------------------------------------------------------------------------------------------

Lástima que el día llego a su fin.
Me despedí de Josh con un dulce beso en los labios y fui hacía mi auto, manejé hasta llegar a mi casa y en todo lo que quedaba del día, me la pasé con una enorme sonrisa en el rostro.

--------------------------------------------------------------------------------------------

¡¡RING, RING!!

La horrible alarma de mi celular me levantó, para recordarme que el fin de semana ya había acabado y volvían a comenzar las aburridas clases. Lo único bueno de ir a la escuela es que volvería a ver a Josh, mi hermoso NOVIO.
Rápidamente me cambié, me puse unos jeans y una blusa con unas sandalias muy cómodas, deje mi cabello suelto y voilà.
Bajé a desayunar y luego me lavé los dientes. Agarre las llaves del auto y justo cuando abrí la puerta, vi a Josh, estaba en su moto. ¡Cómo amo esa moto!
-Buenos días pequeña.
-Buenos días Josh. -Le dije, un poco adormilada.
-Nos vamos-me entregó el casco rosa y me subí a su moto.
El camino fue corto pero sirvió para levantarme.
Me bajé de la moto y le entregué el casco a Josh.
-Nos vemos a la salida _________
-Sí, Josh.
Le di un beso rápido, antes de que sonara el timbre y nos fuimos a nuestras respectivas clases. Lástima que nuestros recesos no coincidían y tendría que esperar hasta la salida para volver a verlo.
 Mi primera clase fue biología y decidí prestar atención a lo que la maestra decía, aunque ya me lo sabía, quería demostrar que no soy la chica tonta que todo el mundo cree que soy.
Después del receso. Fui a la siguiente clase. Llegué un poco temprano ya que aún no había sonado el último timbre. Me di un susto de muerte cuando vi lo escrito en el pizarrón. ¿Cómo sabía esta persona que iba a tener esta clase? Volvía leer lo que decía pero aún no me lo podía creer. "Te estoy observando." Tres simples palabras que significan que alguien me estaba acosando. ¿Qué quiere que haga para que me deje en paz? Sonó el último timbre e inmediatamente borré todo.
En esa clase no me pude concentrar en lo absoluto. Solo pensé en eso. ¿Quién lo escribiría? Solo podría haber sido alguien de la escuela. ¿Pero quién?
Las demás clases se fueron rápido aunque en ningún momento deje de pensar en ello. Me prometí que le diría a Josh mañana, justo antes de entrar a clases, hoy no podría ser, ya que no quiero preocuparlo después de apenas unos días en que le confesé acerca de las amenazas y llamadas.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Para mi suerte el timbre de la escuela sonó. Y al fin llegaba la salida, hora de ver a Josh.
Acomodé mis libros en la mochila lo más rápido que pude y salí apresuradamente de la clase. Caminé por el pasillo y al fin llegué a la puerta principal. Volteé a los lados y vi a Josh justo al lado de su moto, apoyado en ella. Se veía tan sexy, justo en ese momento le tomé una foto en mi mente, parecía un modelo.
Lo saludé desde lejos y el correspondió mi saludo. Traté de caminar lo más lento posible para no parecer una desesperada. Obviamente eso no funcionó. Porque corrí hacía él e inmediatamente lo besé.
Poco a poco nos fuimos separando y pude notar como me sonreía.
-¿Qué tal si nos vamos?-Dijo Josh con una hermosa sonrisa.
-Sí, claro-dije algo nerviosa. Creo que aún no me he acostumbrado a los suaves labios de Josh.
Josh se subió a la moto primero y luego me entregó el casco rosa. Me senté y me abracé fuertemente de su abdomen.
Pronto estuvimos afuera de mi casa.
-¿Quieres pasar a mi casa? A ver una película o....-Rayos ________ porque dices eso obvio que no va a querer, tiene otras cosas que hacer.
Mis pensamientos fueron interrumpidos por Josh.
-Sí, claro pequeña.-Si me sigue llamando pequeña me voy a derretir.
En lo que fui a abrir, Josh estacionó su moto.
Cuando entré, Josh me siguió. Como siempre no estaban mis padres, lo bueno, porque si no, se hubieran sorprendido al ver a Josh en mi casa.
Fuimos a la cocina y Josh comenzó a preparar la comida. Hizo algo sencillo, unos sándwiches, que por cierto estaban deliciosos.
Agarramos la comida y nuestras bebidas y fuimos a la sala. Prendí la televisión y encendí el DVD.
-¿Qué película vemos?-pregunté.
-La que tú quieras ver-me contestó Josh.
Decidí poner “Una Esposa de Mentiras”. Me encanta como actúan Adam Sandler y Jennifer Aniston, aparte que la película es de comedia y siempre muero de risa.
Puse la película y volví a sentarme junto a Josh.
En toda la película no paraba de voltear para ver a Josh, se veía muy concentrado en ella ya que siempre se reía. Me encantaba verlo reír.
Al finalizar la película recogí los platos y al regresar Josh estaba poniendo otra.
Me senté muy cerca de Josh para así poder estar acurrucados. La película que eligió era un drama, aunque estaba muy interesante, cada vez me sentía más cansada. Pero no quería despedirme de Josh. Se siente tan bien estar junto a él, aunque no hablemos su simple compañía me hace sentir completa.
Mis párpados comenzaron a cerrarse hasta que quede dormida.
Intenté abrir los ojos pero estaba muy cansada. Sentí que alguien me cargaba y probablemente subía las escaleras para llevarme a mi cuarto.
Me acostó y caí en un muy profundo sueño.

--------------------------------------------------------------------------------------------

La alarma me levantó muy temprano, otro día más de escuela. Intenté levantarme pero no pude, había algo que me lo impedía. Me quité la colcha y vi un brazo. Volteé al otro lado y estaba Josh, en mi cama. ¿Cuándo se quedó a dormir?
-¡_________Ya levántate, ya está tu desayuno!
¿Desde cuándo mi madre me prepara el desayuno? ¿Qué no se va al trabajo temprano? ¿Porque justo este día decide quedarse?
-¡Ya voy mamá!-dije nerviosa.
-Josh, levántate-Dije en voz baja.
Josh poco a poco abrió sus ojos, incluso medio dormido se veía guapísimo.
-Buenos Días, ____________-dijo con voz ronca-una voz ronca muy skjjsjgf.
¡TOC, TOC!
-¡___________se te hace tarde para ir a la escuela!
-¡Ya voy mamá!-Grité
-Nada que ya voy-El pomo de la puerta comenzó a girar.
Volteé a mirar a Josh y tenía una cara de espantado. Si mi mamá nos veía a los dos en la cama, pensaría lo peor, ¿Cómo se lo explicaría?
-¡______________! -Gritó mi madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario