sábado, 9 de febrero de 2013


Capítulo 26

Josh y yo nos miramos por unos segundos. Ninguno de los dos sabía que decir para animar el frío ambiente que se había formado, justo después de esa llamada.
El timbre sonó y ni a Josh ni a mi nos dio tiempo de decir algo. Nos volvimos a mirar y pude ver la preocupación que reflejaban sus ojos. Esto no se quedaría así. Estoy harta de todas estas amenazas, estoy harta de que justo cuando vuelvo a ser feliz me quieren hacer la vida imposible y lo odio, odio esto, odio que me hagan esto a mí.
Se volvió a escuchar el timbre e hice mis pensamientos a un lado, si seguía así solo terminaría con un terrible dolor de cabeza.
Caminamos por los pasillos hasta el momento de separarnos e ir a nuestros respectivos salones.
Las clases pasaron rápido y al fin llegó la salida. El timbre sonó e inmediatamente salí, fui hacia mi casillero y cuando lo abrí note que había una hoja doblada. La desdoble y me asuste al leer lo que decía:

"¿______________, cuantas veces te he advertido que te alejes de Josh? Aléjate de él o terminara igual que tu hermana. ¿Entendido?"

No puedo simplemente alejarme de Josh, lo quiero demasiado. Pero si lo quiero demasiado no puedo dejar que nada malo le pase. Sí, eso tiene que ser lo mejor, tal vez no para mí, pero si para él.
Salí rápidamente de la escuela y lo único que quería hacer era alejarme de Josh, no podía permitir que por mi culpa resultara lastimado. Pero olvidé que no traía auto. ¿Entonces con quien me iría? Mmm.... ¡Avril! Agarré mi celular y marque su número.
-Hola, _________
-Hola, Avril ¿Sigues en la escuela?-Pregunté
-No, ¿Por?
-Nada, ya no importa-dije
-¡Hey! ¿Quieres salir hoy conmigo y Connor? Puedes llevar a Josh, desde que estás con él no nos vemos…
-¿Acaso estás celosa?-dije riendo
-No, pero extraño pasar el tiempo con mi mejor amiga.
-Bueno que tal si nos vemos otro día, pero solo tú, yo y mucha comida, en mi casa.
-¡Sí! Bueno nos vemos que Connor ya viene.
-¡Bye!
-¡Bye amiga!
¿Y ahora qué hago? No tengo a nadie que me lleve. Salí de la escuela apurada para poder irme sola a mi casa, pero Josh ya estaba allí esperando. No podía evitarlo.
-Hola, Josh.
-Hola, pequeña. ¿Ya nos vamos?-me preguntó dudoso
-No, este...mmm...hoy me voy con Avril, vamos a tener noche de chicas.-mentí
-Ah bueno, entonces nos vemos mañana.-se acercó a mí para darme un beso; me alejé, Josh me miró extrañado, pero no dijo nada, subió a su moto y se fue.
Espere unos minutos más y me dispuse a caminar.
El camino fue larguísimo, pero nunca se me ocurrió pedir un taxi.

Los siguientes días pasaron rápido. Evité a Josh en todo momento y traté de no hablar con él ni por teléfono. Apenas y lo vi y aunque solo hayan sido unos días, ya extrañaba sus dulces labios…

-----------------------------

Al fin llegó el viernes. Hoy al menos podría distraerme con Avril. Las clases se fueron volando. No hubo llamadas ni mensajes de amenaza, así que sí era cierto lo que decía con vigilarme. Esa persona sabe que ya no hablo con Josh. Juró que si me enteró quien es esa persona me las pagará, lo odio.
-¡_________, yuhu! Estas allí-dijo Avril mientras agitaba sus manos frente a mí.
-Eeh, sí, solo estaba pensando.
-Bueno ya vámonos que muero de hambre.-dijo Avril tocándose el estómago. 
-Tú siempre tienes hambre, Avril.
-No es cierto.-dijo Avril a la defensiva.
-¡Que sí!
Y así continuo la discusión hasta que subimos al auto y nos dirigimos a mi casa.
Abrí la puerta y rápidamente Avril corrió a la cocina y asaltó mi refrigerador. Sacó un par de cosas para preparar la comida. Yo solo la vi mientras intentaba prepararse algo. Al final terminó con un intento de sándwich quemado. Me burlé de ella por un momento y luego me compadecí y preparé la comida.
Al terminar, una Avril hambrienta comenzó a comer.
En lo que comía subí a mi cuarto y prendí la televisión y el DVD. Busqué alguna película que quisiera ver.
Volví a bajar y Avril ya había terminado.
-¿Satisfecha?
-Sí, estuvo delicioso.
-Bueno, eso era obvio, digo, lo hice yo…
-¡Cállate!
Juntas subimos las escaleras para comenzar a ver las películas.
Primero puse “House At The End Of The Street” porque amé esa película y Avril no la había visto.  Morí de la risa con todas las expresiones que Avril hacía mientras la veía. Se asustaba con cada escena, incluso en las partes tranquilas estaba inquieta porque esperaba lo peor. Terminó cubriéndose la cara con una almohada, pero eso no sirvió de mucho, ya que con los gritos solo se asustaba más y comenzaba a gritar. 
Al terminar la película Avril se quedó sin decir ninguna palabra, con la vista fija en la televisión, upsss, creo que la traume.
-Humm, Avril ¿estás bien?-pregunté
No contestó. ¡Rayos!
-¿Avril estas bien?
Nada
-¡¡AVRIL!!-Grité
Avril reaccionó de inmediato y me miro con odio.
-¡Sabes que odio las películas de miedo! Ahora no podré dormir por tu culpa.-dijo enojada.
-Lo siento, pero amo esa película y tenía ganas de verla.
-Está bien-dijo con frustración-pero esta vez yo elijo la película.
Después de 5 largos minutos, Avril decidió que película poner.
Me acomodé bien en mi cama y esperé a que está comenzará. Eligió una película romántica más aburrida...volteé a ver a Avril y ella estaba llorando. A la próxima no dejo que elija una película. La seguí viendo hasta que decidí mejor dormirme. Caí en un profundo sueño.
-____________ ¡levántate!-Escuché.
-mmmm
-Hay alguien afuera-dijo Avril asustada.
-¿Qué?-me levanté de golpe
-Alguien está afuera, escuché pisadas, pero no me quiero asomar.
-A lo mejor es tu imaginación, acabas de ver una película de miedo y siempre me haces revisar los lugares en donde creíste ver algo y nunca hay nada. Mejor vuelve a dormir.
-No puedo, anda ___________ ve a revisar, te prometo que me vuelvo a dormir-dijo Avril haciendo puchero.
-Está bien.
Me levanté de la cama y fui a asomarme por la ventana. No había nadie.
-No hay nadie Avril, ¿Ahora sí ya puedo seguir durmiendo?
-Pero yo escuché algo, vuelve a asomarte.
Lo hice de nuevo y alcance ver una silueta de una persona. Traté de no gritar o la pobre de Avril se iba a infartar. Seguí mirando hasta que la persona se movió y alcancé a ver a Josh.
 -Es Josh-dije nerviosa.
-Y bien, ¿qué esperas? Ve con él.
No podía irme con él, no quiero que le pase nada malo. Tenía que pensar una excusa de inmediato.
-No lo sé, mis padres están aquí y últimamente mi mamá se ha puesto más al pendiente de mí.
-Yo te cubro, anda, vamos, yo sé que quieres verlo.  
Avril fácilmente me convenció y por la ventana bajé. Ya en el suelo, moví mi brazo para decirle adiós a Avril. Poco a poco me acerqué a Josh, que aún no había pronunciado palabra alguna.
-Hola, Josh.
-________, ¿Podemos hablar?-dijo secamente.
-Sí, claro...
Caminamos unas cuantas calles y cuando estábamos lo suficientemente lejos de mi casa Josh habló.
-¿Por qué no has hablado conmigo?, siempre que lo intento te alejas,-suspiró-si ya no quieres ser mi novia solo dilo.
¿Cómo le explicó a Josh esto? Solo lo diré y ya.
-Josh, la razón por la cual me alejé de ti es porque no quiero que nada malo te pase por mi culpa. Hace unos días encontré en mi casillero una nota que decía que si no me alejaba de ti, acabarías como mi hermana.-dije casi sin respirar
Josh se quedó sin palabras. Dejé que primero se calmara y luego hablará.
- Qué bueno que me dices eso porque quiero que sepas que no me va a pasar nada malo. Creí que ya no querías nada conmigo, pequeña. Te extrañé.-dijo mientras me daba un abrazo.-Podemos vernos a escondidas, nunca se dará cuenta, ____________ no quiero alejarme de ti. Te amo.
Esperen, ¿acaso Josh me dijo que me ama? -Nos separamos y Josh me miró a los ojos, creo que esperaba una respuesta. Le robé uno de sus besos y al separarme le dije lo que pensaba.
-Yo también te amo Josh.

No hay comentarios:

Publicar un comentario