viernes, 22 de febrero de 2013


Capítulo 28:

Josh y yo nos dirigimos a comprar nuestros boletos para entrar a la pista y poder rentar los patines.
-¿De qué talla?-Dijo un chico, sin mirarnos.
-Del 10-dijo Josh
-Del 5- dije un poco nerviosa.
En el tiempo que nos entregaban los patines, Josh y yo nos quitamos los zapatos para poder entregarlos y ponernos los otros. Mientras me los ponía, pude notar todo lo que me he perdido en todo este tiempo que no he patinado. Sé que le hice una promesa a mi hermana, pero estoy segura de que ella quisiera verme feliz haciendo lo que más amo;  amo la forma en la que toco el hielo o doy una vuelta en el aire; la adrenalina que siento cuando estoy a punto de caer, la libertad y felicidad que me hace sentir.
Después de ponernos los patines, nos formamos en una larga fila, tendríamos que esperar aproximadamente 25 minutos para poder entrar.  Seguía nerviosa y no paraba de temblar. Cada vez había menos gente delante de nosotros y no quería que llegara el momento de entrar a la pista. Sé que en ese momento los recuerdos invadirán mi mente, tanto buenos como malos.

-----------------------------25 minutos después--------------------------

-Josh creo que aún no estoy lista.-dije dudosa.
-Todo estará bien __________, ¿No crees que esto es lo que tu hermana quisiera?
-Creo que sí.
-Claro que sí pequeña, ella desearía que hicieras lo que te apasiona.
Y justo en ese momento nos dejaron pasar. Josh notó mi nerviosismo y junto nuestras manos, para después entrelazar nuestros dedos. Estaba a punto de poner un pie en la pista pero me congelé…

Flashback
-Amy y _________ vengan, ¿No quieren patinar?-decía mi mamá muy alegre mientras patinaba junto a mi papá.
Mi hermana y yo teníamos solo 6 años de edad. Estábamos en la pista de patinaje, pero no queríamos patinar porque nos daba miedo caernos y que se burlaran de nosotras. Al final nuestra mamá nos convenció diciendo que después iríamos por una nieve de chocolate y fuimos. Nos pusimos los patines e hicimos fila.
Al entrar teníamos mucho miedo.
Amy me extendió su mano.
-¿Juntas?-me preguntó.
-Juntas-le sonreí y entramos a la pista.
Bastó agarrarnos de las manos y patinar juntas para vencer este miedo. Al principio nos caímos un par de veces, pero después de un tiempo nos dimos cuenta que éramos buenas para esto. Esa fue la primera vez que patinamos, las dos, juntas.   
Fin del Flashback.


Josh me jaló de la mano y me alejó de la pista, ya que estaba estorbando en la fila.
-__________, si crees que en verdad no estas lista, no te presionaré en esto, patinarás cuando creas que es el momento correcto.
-No Josh, no quiero posponer esto, en verdad quiero hacerlo, quiero patinar, de nuevo quiero sentirme libre, es solo que me trae recuerdos que a veces quisiera olvidar.-dije triste.
-¿Entonces si estas lista, pequeña?
-Sí-dije de nuevo nerviosa.
Josh volvió a tomarme de la mano y juntos entramos en la pista. Al principio estaba temblorosa, como si nunca hubiera patinado en mi vida, debo admitir que Josh se veía mejor patinando que yo. Seguíamos tomados de las manos y así me sentía muy segura.
-¿Cómo te sientes?-Me preguntó Josh.
-Mejor, después de tanto tiempo casi olvidé lo que se siente hacer lo que más me gusta.-dije feliz.
Josh me dio una de sus hermosas sonrisas que casi hace que me derrita y caiga en la pista, lo bueno que me sostuvo antes de caer...y se supone que yo soy la que patino…bueno patinaba.
Seguimos dando vueltas por toda la pista hasta que comencé a sentirme más segura. Solté la mano de Josh y comencé a hacer un vals,  que es cuando se hace un salto hacia delante, saltas, realizas una media vuelta en el aire y aterrizas sobre el hielo. Al parecer no había perdido la práctica, ni la gracia con la que patinaba. Seguí haciendo más saltos hasta que recordé algo.

Flashback
Amy estaba conmigo. Estábamos sentadas, descansando después de practicar una rutina muy larga, que nos llevaría a un torneo pre-olímpico.
-Sabes __________, quisiera ganar este torneo; pero si gano, quiero que tú también ganes conmigo. Es mi sueño ganar esto juntas.-dijo Amy.
-Vamos a ganar. Hemos practicado demasiado para esto. Ganaremos, yo lo sé.
-Eso espero.
Días después fueron las competencias, pero Amy nunca participó…
Fin del Flashback

Y caí, ni siquiera supe cómo sucedió. Josh rápidamente me tendió su mano para ayudar a levantarme, pero no sirvió de mucho, ya que él se resbaló y cayó sobre mí. Estaba tan cerca de mí, noté sus hermosos ojos y luego bajé mi vista hacía sus labios. Me besó, fue un beso corto pero dulce. Perfecto.
No duro mucho porque alguien vino y nos sacaron de la pista por no estar patinando. Nos quedamos un rato fuera de la pista y Josh compro algo para comer. Al pasar a tomar asiento en la pequeña cafetería que había dentro de la pista, Josh se quedó mirando algo.
Me acerqué y pude notar un anuncio, acerca de un torneo de patinaje que sería en unos cuantos meses.
-Podrías participar.-me dijo Josh.
-No lo sé, tengo mucho tiempo sin practicar y no me siento preparada.
-¿Y lo que hiciste hace un rato? Tú puedes hacerlo, pequeña.

Recordé lo que me dijo mi hermana, ella no tuvo la oportunidad de participar y este es el momento para que yo lo intente y gane por ella. Sí, yo puedo hacerlo, practicaré demasiado, lo tengo que hacer, no solo por Amy, sino por mí.
-Está bien, sí. Sí lo haré, Josh.-dije entusiasmada.
Después de comer, caminamos juntos a mi casa.
¡¡Piip, piip!! Mi celular vibró y chequé el mensaje que me había llegado:

"Muy lista __________; pero ya me di cuenta de tu juego y esto no se va a quedar así.
Te lo advertí."

Sin decir palabra alguna le mostré el mensaje a Josh. La cara de felicidad que teníamos los dos cambió por una de preocupación. Y creí que esto se había acabado…

No hay comentarios:

Publicar un comentario