sábado, 30 de marzo de 2013


Capítulo 32:

Nos separamos, mi mamá seguía llorando y mi papá solo tenía los ojos rojos, sabía que no lloraría, los hombres nunca lo hacen, en cambio yo, estaba llorando, pero no podía parar, al fin pudimos hablar y ¿Quién sabe? A lo mejor y todo cambiará ahora que saben todo lo que pienso, ahora que sé lo que también ellos piensan.
-Y bien, _________, dijiste algo sobre patinar y una nueva entrenadora...-dijo mi papá curioso.
-Se llama Tina y me quiere entrenar para el siguiente torneo de patinaje.-dije
-Y estas lista Hija.-dijo mi mamá preocupada.
 -Claro que lo estoy y quiero ganar, ¿Me apoyaran?
-Claro que sí-dijo mi mamá, de nuevo llorando pero de orgullo.
-Si quieren le llamo y nos ponemos de acuerdo para que sepan más acerca del torneo y todo...-dije
-Sí, si se puede mañana temprano, antes del mediodía.-dijo mi papá.
-Claro ahorita mismo le llamo-dije alegre.
-Ya nos vamos a dormir hija, descansa.-dijo mi mamá
-Hasta mañana-dije, mientras mi mamá y mi papá me daban un beso de buenas noches. Subieron las escaleras y entraron a su habitación. Por mientras yo llamé a Tina.
-Hola Tina, lamento si llamo tarde, soy __________.
-Oh, Hola______, no te preocupes.
-Bueno quería saber si puede hablar con mis papás acerca del torneo y todo lo relacionado con el entrenamiento, mmm ¿puedes mañana, como a las 10:00am?
-Sí, claro que sí, en mi oficina, de la pista de patinaje, es la número 2.
-Ok, gracias Tina, hasta mañana.
-Bye__________ -colgué.
-¡Yupi!-¡Upsss! Me tapé la boca y luego comencé mi baile de "Alegría". Volteé a todas partes por si alguien estaba viendo…ufff que suerte que mis padres ya se fueron a dormir si me vieran pensarían que estoy loca, bueno lo estoy pero no tanto.
Subí las escaleras y entré a mi habitación y me acosté.
“Al fin recuperé a mis papás.”-pensé y me quede dormida.

--------Al día siguiente--------

-Hija despierta, ya son las 8:00 y queremos ir a desayunar, aún tenemos mucho de que hablar-escuché a mi mamá decir.
-Mmmmmm...
-____________ vamos levántate, ya es tarde.
-Un momento más...
Sentí como mi mamá me quitó la cobija. ¡Rayos! Hacía frío.
-Assssssssh
-Ya levántate, ¿A qué hora te dijo la entrenadora que nos iba a ver?
-A las 10:00-dije somnolienta.
Me levanté y me quedé sentada en una de las orillas de mi cama.
-Bueno ya me voy, no te vuelvas a dormir y apúrate que se nos hace tarde.-Dijo mi mamá.
Justo cuando mi mamá cerró la puerta me levante y abrí me closet, agarré lo primero que vi y me vestí.
Bajé las escaleras y mis padres ya estaban allí esperándome.
Salimos y primero fuimos a desayunar, tal como dijo mi mamá.
-Buenos días ¿Qué van a querer de desayuno?-dijo la mesera.
Cada quién ordeno su desayuno, yo pedí unos Hot-Cakes.
-¿Y qué hay de Josh?-dijo mi papá.
Lo sabía, sabía que nada más querían venir a desayunar solo para hacerme preguntas de Josh, bueno, pero al menos se preocupan y se están acercando.
-Es mi novio...-dije
-Si eso ya lo sabemos pero, ¿Qué hay de él? ¿Cuánto tiempo llevan juntos?
-Mmm tres meses.-dije
-¡TRES MESES!-Dijo mi papá casi gritando.
-Hija...Wow...mmm-intentó decir mi mamá, pero al parecer no sabía que decir, parecía avergonzada de no saber nada acerca de mí.
-¿Y ya han tenido....?
-¿QUÉ? ¡NOOOO! ¡NOOO! ¡Mamá! ¿Cómo crees?-dije apenada, sentí como me ponía roja.
-Bueno solo preguntaba, como llevan seis meses creí que ustedes ya habían tenido...ya sabes...aparte no quiero que resultes embarazada, eres muy joven.-dijo mi mamá.
-Mamá no inicies con eso, ya me diste la "Platica" no tienes que volverla a dar.-dije
-Solo nos preocupamos por ti.-dijo mi papá.
Bueno hasta que llegó el día en el que se preocupan por mí, pero llegó.
-Lo sé-dije.
Después de aquella plática un poco extraña, a las cuales tendré que acostumbrarme, nos fuimos de allí, justo después de haber terminado el desayuno y de que mi padre dejará de reclamar acerca de la cuenta; llegamos a la pista de patinaje, donde estaría Tina en su oficina.
Las oficinas se encontraban en uno de los lados de la pista de patinaje, en el segundo piso, al parecer la Primera Oficina era de Mark y al llegar a la segunda, toque la puerta.
-Pasen
Entré primero yo y luego mis papás que venían detrás de mí.
La oficina de Tina era muy pequeña, tenía solo su escritorio y su silla, la computadora, y dos sillas más.
-Hola Tina-dije
-Hola___________-dijo Tina, ella se levantó.
-Mucho Gusto-dijo mi papá y extendió su mano.
-Hola-dijo mi mamá y le dio un beso en el cachete.
-Por Favor siéntense-dijo Tina.
Yo me quede parada y deje que mis papás se sentaran. Tina habló con mis papás acerca de todo, absolutamente todo, desde los días en los que entrenaríamos, las horas, los costos, el día del torneo e incluso la canción y rutina que al parecer ya tenía ideada. Yo solo escuché atenta y esperé la respuesta de mis padres.
-Pues ya pasamos por esto una vez, claro que lo podemos hacer una segunda.-dijo mi papá.
-Si Tina, te ves muy buena persona y Mark nunca me cayó bien, hacía trabajar mucho a ___________.
-Entonces eso es un sí-dije emocionada.
-Si-dijeron mis padres.
Casi saltó y comienzo mi baile de la "Alegría" pero creo que se vería extraño si lo hacía frente a ellos. Así que solo me moví y fui a abrazarlos.
-Gracias, Gracias, Gracias, Gracias-dije demasiado, demasiado alegre.
-Comenzamos en unos días _____________, así que disfruta estos últimos días, porque serán un poco cansados los entrenamientos.
-Claro que sí Tina.-dije.
Mi sonrisa era enorme, no me lo podía creer y todo gracias a Josh.
Nos fuimos de allí y llegue a mi casa.

“She's just a girl, and she's on fire...” sonó mi celular y era Josh.

-Hola pequeña ¿Cómo estás?-dijo Josh
-Hola Josh, muy bien ¿y tú?-dije
-Extrañándote
-Awww Josh, solo ha sido un día, tan pronto me extrañas.
-Es que como no extrañarte pequeña, ¿Quieres salir conmigo hoy?
-Obvio que si Josh.
-Podemos ir al cine, tu escoges la película, paso por ti como a las 5:00
-No importa si elijo una película toda romántica que cualquier chico odiaría.
-No importa, pero mejor elige una de miedo y finges asustarte para poder distraerte.-dijo Josh.
-¡Hutcherson! ¿Qué insinúas?-dije riendo
-¿Yo? Yo nada pequeña.-dijo Josh.
-Está bien, te haré caso y elegiré una de miedo.
-Bien que quieres ver una de miedo-dijo Josh riendo.
-Está bien, sÍ quiero.-dije.
-Bueno nos vemos en la tarde pequeña, te quiero.
-Yo también te quiero Josh, bye.
-Bye ___________

Fin de la llamada.

------Horas más tarde-------

Me arreglé un poco más de lo normal para ver a Josh y justo llegó.
-Hola Josh.
-Hola Pequeña-me dio un beso pequeño justo en los labios.
-Nos vamos-dijo Josh.
-Si-nos tomamos de la mano y nos dirigimos a la moto de Josh.
Llegamos al cine y justo como quede con Josh, elegí una película de miedo. Josh compró los boletos y las palomitas y entramos a ver la película, para nuestra suerte no había
mucha gente, obvio que entramos a ver una película pero también quería disfrutar a mi novio.
Casi ni vi la película porque Josh me estuvo distrayendo, me daba besos en los labios, en el cachete, en la frente, me daba palomitas en la boca, pero no me puedo quejar, eran excelentes, como me encantan sus besos, hacen que incluso me olvide de mi nombre.
Salimos del cine tomados de la mano. Josh me pasó mi casco y él se colocó el suyo. Primero se subió él y luego yo. Y nos fuimos. En el camino me agarré muy bien del abdomen de Josh, no es que quisiera tocar su abdomen marcado ni nada, digo solo quería estar segura de que no me iba a caer de su moto. Recosté mi cabeza en su hombro y cerré mis ojos. Cuando Josh se detuve, abrí mis ojos pero me di cuenta de que aún no habíamos llegado a mi casa. Moví un poco mi cabeza y pude ver cómo había un auto estacionado impidiéndonos el paso. Josh se bajó de su moto y yo lo seguí. Al parecer no había nadie que pudiera moverlo y tendríamos que tomar otro camino. Josh volvió a subirse a la moto y cuando estaba por subirme escuché algo.
-Hey no se vayan aún, esto no ha empezado-dijo una voz que no reconocí, era de un chico.
No alcancé a ver su rostro, porque ya era de noche y llevaba una capucha, esto se veía muy mal...
Rápidamente me subí en la moto de Josh, pero salió alguien más de la oscuridad, también traía una capucha, se veía más delgado y pequeño a comparación del otro chico que era alto y de espalda ancha. Los dos llevaban cargando unos bates. Okey, esto ya me está asustando. Josh iba a arrancar la moto pero ya no estaban las llaves dentro.
-Buscabas esto-dijo el chico alto, mostrándonos las llaves de la moto.   
Ni Josh ni yo hablábamos, no sabíamos que hacer.
-Se creen muy listos ustedes dos ¿Verdad?-dijo furioso.-Nosotros somos quienes mandamos, no ustedes. Se van a quedar callados-no respondimos-lo que pensaba...
-Miren porque no me regresan la llave y no digo nada con la policía-dijo Josh tímido.
-A mí me vale la policía, les dije que se mantuvieran alejados o habría un problema y luego tú te hiciste el rudo cuando nos llamaste, pero aquí tú no puedes ganar.
Josh y yo nos bajamos de la moto, dispuestos a correr y pedir ayuda, pero la calle estaba sola, tendríamos que correr demasiado y escondernos muy bien. Josh tomo de mi mano y me dio una mirada de "correr" salimos corriendo lo más rápido que nuestras piernas nos permitieron y nos escondimos detrás de unas cajas de basura.
-Sé que están aquí, ¡Salgan!-dijo el tipo alto, gritando.
Comenzó pateando algunas cajas que estaban cerca de nosotros y ya solo faltaban algunas más para que nos encontraran.
-¡Espera!-escuché...

2 comentarios:

  1. waw ¿cómo? !!!! ,me encanto,perfecto siguele :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :s no lo vayas a dejar sii ,siguele ,también te quiero decir que te he nominado en mi blog como el mejor fic junto a otros tres , ahí te dice que hacer,espero que votes.

      felicidades y besos

      http://laultimavidente.blogspot.mx/2013/05/premios-luv.html

      Eliminar