viernes, 28 de junio de 2013

Capítulo 38

-¿Alguien buscaba mojarse?
-¡¿Que rayos?!-Gritaba Avril, después de haber sido bañada por Connor.-¿Qué te sucede? Y ¿Por qué estás en la escuela a esta hora?-Dijo Avril muy enojada. Yo solo me limitaba a observar la escena mientras intentaba no burlarme de Avril que estaba completamente mojada después de que Connor abriera la manguera para regar las plantas.
-¡Y ustedes no se burlen!-Dijo Avril malhumorada.
Josh y yo nos miramos con complicidad y evitamos reír, aunque no resulto.
-Ay Avril, ¡deberías de ver tu cara!- intentaba decir pero con la risa apenas y se me entendía.
-¡Esta me las vas a pagar!-Dijo Avril, para luego quitarle la manguera a Connor y vengarse.
-Avril y Connor dejen de desperdiciar el agua y vengan a ayudar con las plantas inmediatamente-dijo George serio.
-Pero si yo...-intento decir Connor.
-Pero nada-dijo George.
Los dos lo siguieron para no meterse en más problemas.
-¿Viste la cara de Avril?-dijo Josh burlándose.
-Jajaja si parecía que se le iban a salir los ojos.
-Pobre Connor, se nota que Avril se enojó mucho y más por como George los regaño.
-Bueno, al rato se le pasa. Ellos dos no duran ni una hora separados-dije.
Y efectivamente así fue, los dos ya se encontraban plantando un pequeño árbol juntos y se miraban con la típica sonrisa de enamorados.
-Al parecer todo salió bien-dijo Josh, mirando hacía la parejita.
-Te lo dije.
-Creo que mejor ya nos vamos, ya terminamos de plantar árboles y deberíamos dejar a la parejita sola-dijo Josh viendo a Connor y Avril besándose.
-Sí mejor, no quiero quedar con el trauma, parece que se están comiendo la boca-dije e hice cara de asco.
-¿Quieres que te lleve?-me pregunto Josh.
-Por favor.- dije, al ver que mi chófer, o sea Avril, estaba un poco "ocupada" con Connor.
Josh traía su moto y me ofreció el casco rosa mientras el se ponía el suyo. Ya subidos en su moto me llevo a mi casa.
-¿Quieres salir más al rato, pequeña?
-Pues en la tarde tengo entrenamiento con Tina, así que no sé.
-Tal vez después del entrenamiento.
-Bueno, pero tendré que avisar a mis padres, últimamente están mas atentos y ya no me dejan salir como antes.
-Si te dejan me avisas y paso por ti a la pista.
-Ok, bye Josh-y le di un dulce beso en los labios.
Espere a que Josh se fuera en su moto para abrir la puerta y entrar a mi casa.
Mmm huele a comida.
-¡Hija, ya llegaste!-gritó mi mamá desde la cocina.
-¡Si!-respondí, aunque estaba pensando en "NOOOO, soy un olograma sigo en la escuela".
-¡Ya está lista la comida! ¡Vente a comer!-gritó
-¡Ok!-me dirigí a la cocina y para mi suerte la mesa ya estaba puesta, eso de tener que ponerla da flojera.
-¿Y papá?-pregunté.
-Está trabajando, viene más tarde, para la cena.
-¿Puedo saltarme hoy la cena?-Pregunté con voz "inocente"
-Primero dime que vas a hacer y ya veremos-dijo mi mamá mientras acomodaba los platos en la mesa y se sentaba frente a mí para comenzar la comida.
-Saldré con Josh, después del entrenamiento con Tina, tal vez vayamos a cenar, aún no sé.
-Si puedes, pero no llegues tan tarde a casa.
-Gracias mamá.
La comida fue tranquila y hablamos de cualquier tontería.
Una hora después de terminar la tarea, me alisté para los entrenamientos con Tina y guardé ropa extra para la salida con Josh. Antes le envié un mensaje para confirmarle.
Tomé un taxi para ir a la pista de patinaje y al llegar me coloqué los patines y espere a Tina para que iniciará el entrenamiento.
Cada día los entrenamientos se volvían más pesados y dolorosos. Varias veces llegue a pensar en dejarlo, pero valdría la pena todo esto si al final consigo ganar el torneo.
Cuando llego Tina, comenzamos la misma rutina de siempre y ya casi al final de este, era cuando me ponía a hacer otros ejercicios más complicados que me dejaban más cansada de lo que ya.
Terminé todo el entrenamiento, me despedí de Tina y rápidamente me dirigí a los vestidores para darme una ducha rápida y cambiarme. No me puse nada del otro mundo, solo algo cómodo pero casual. Acabé de arreglarme y espere a Josh, afuera de la pista. Unos diez minutos más tarde, llegó Josh en su auto. Se bajó de él y pude ver que también estaba vestido informal aunque como siempre lograba verse guapo.
-Hola pequeña, ¿Lista?
-Claro-dije y le di un corto beso en los labios.
Me acompaño a su auto y me abrió la puerta del copiloto para después cerrarla y subirse del otro lado.
-¿A donde vamos?-pregunté.
-¿Y si te digo que es sorpresa?
-¿Y si quiero saber?
-¿Y si no quiero que sepas?
-Anda, dime.
-No.
-Por favor ¿Sí?-hice mi mejor cara de niña buena.
-No me pongas esa cara no va a funcionar.
-¿Cómo sabes si no me estás viendo?-Y era cierto Josh, seguía manejando.
-Por que te conozco.
-¿Entonces me vas a decir?
-No
-Pero...
-No te voy a decir así que mejor pon algo de música o hablemos de otra cosa, porque no diré ni una palabra sobre lo que tengo preparado.-Me interrumpió Josh.
-Está bien-dije de mala gana.
Encendí la radio y me conformé con cualquier canción, lo único que me importaba en ese momento era saber lo que tenía preparado Josh para nuestra cita.
-Llegamos-la voz de Josh me saco de mis pensamientos.
No esperé a que Josh me abriera la puerta y me bajé del auto. Nada, no se veía nada, nada fuera de lo común, lo único era que estábamos en la playa, se escuchaban las olas y se sentía la brisa.

Josh tomo mi mano y caminamos un rato acompañados con un cómodo silencio. Después de unos minutos pude observar una manta en la arena y una canasta, supongo que con comida. La típica cena romántica debajo de las estrellas. Común pero lindo.

jueves, 20 de junio de 2013

Capítulo 37


-¡JA! ¡En tu cara!-me gritó Avril.
-Eso no es justo….
-Rompiste la dieta…-empezó Josh.
-¡Solo me tomé un vaso de chocomilk! ¡UN VASO!
-¿Crees que ese vestido negro se verá bien con unos zapatos rosas?
-¡Cállate Avril!-le saqué la lengua como una niña chiquita.
Ya había pasado una semana. Lo juro. La apuesta comenzó el sábado, entonces, el próximo sábado (o sea hoy) era libre de la apuesta; pero NOOOO, tenía que llegar Avril con sus tecnicismos: “Hasta que sea domingo, una semana exactamente”. Ugh. Odio eso.
-Por favor, todos guarden silencio-dijo George, el director.-Nos hemos reunido aquí por una buena causa-carraspeó. ¿Mencioné que nos hizo venir un sábado a las siete de la mañana a la escuela?-Haremos un bien para nuestra comunidad. Mejoraremos, no solo nuestra calidad, sino la de todas las demás personas. Hoy, me complace anunciar que nuestra institución, realizará el primer “Planta un Árbol”, evento que se realizará anualmente. ¡Ayudemos a nuestro ecosistema!
-¡Yaaaaay!-dije con sarcasmo en voz baja.
No malentiendan, me gusta ayudar y hacer lo posible por salvar al planeta de todos los desastres que hemos hecho; pero ¿no lo podemos hacer más tarde?
-Ahora-prosiguió George-¡Tomen un árbol y comiencen a plantar!
No sé porque tenía la sensación de que ese sería el lema de esta nueva “tradición”.
Todos nos quedamos inmóviles un momento, como si dudáramos de que hacer.
-¿Qué esperan? ¡Tomen un árbol y comiencen a plantar!-repitió George con aún más entusiasmo. Todos nos volteamos a ver. Admitámoslo, todos estábamos dormidos  y no captábamos bien lo que teníamos que hacer. Poco a poco nos fuimos separando para acercarnos a las carpas donde estaban los futuros árboles. Todos nos formamos en una fila india a esperar que nos dieran nuestro respectivo árbol.
Cuando fue mi turno, me entregaron un palo chueco con unas cuatros ramas saliéndole por los lados. Tenía  una etiqueta que leía “#25”. Wow, hasta las obras altruistas necesitaban ser numeradas.
Supuse que tendría que plantar este árbol en un hoyo marcado con el número 25, así que busqué con la mirada una etiqueta con ese número. Cuando por fin lo encontré, caminé hasta ahí y me agaché para poder meter el próximo productor de oxígeno a la tierra. Este hoyo estaba particularmente lejos de los demás…
-Hola _____________-escuché una voz detrás de mí.
Me giré lentamente y lo vi.
Jake.
-Tú….-tenía tantas palabras acumuladas en mi cabeza que no podía decir ninguna.
-Yo Tarzán. Tú Jane.-sonrió socarronamente.
-Estúpido-le dije con un volumen de voz bajo.
-¿Yo? ¿Qué te he hecho?-dijo colocando su árbol en el pasto.
Me levanté para verlo a la cara.
-¿Acosarme, mandarme mensajes amenazadores y quererme matar? ¿Te parece poco eso?
-¿De qué hablas?-me preguntó como si no supiera nada.
-Puedes dejar de fingir, Adam me contó todo.
En ese momento bajó la cabeza y suspiró pesadamente.
-Mira _______________....
-¿Por qué lo hiciste? ¡Yo nunca te hice nada! Y siento haber mandado a tu mejor amigo a la cárcel; pero ambos sabemos que ahí iba a terminar tarde o temprano.
-Lo sé, pero…
-PERO, ¿QUÉ? NO TIENES NIGUNA EXCUSA-le grité. No me pude contener.
Por suerte, nuestros lugares estaban lejos, así que puede que no me hayan escuchado.
-Si me dejaras terminar….-le iba a preguntar “terminar ¿qué?”, pero mejor me lo callé y dejé que siguiera. Mira, primero que nada te quería pedir perdón por nuestro encuentro en la cafetería-tardé un momento en recordarlo...no pude terminar mi hamburguesa.-Estaba muy enojado por lo de Adam, él era como un hermano para mí y de un día a otro lo perdí. Tú sabes cómo se siente. Sé que no es la misma situación, pero duele lo mismo-claro, perder a un hermano duele. Y mucho.
-Aun así no tenías derecho de hacerlo.
-Lo sé. Adam también estaba enojado y me convenció de hacerlo. Al principio solo serían cinco mensajes a lo mucho, solo un pequeño susto. Pero luego Adam se enteró que tú y Hutcherson tenían algo y se enojó mucha más, y decidió llevarlo más lejos.
Se veía realmente apenado, como si de verdad quisiera no haberlo hecho.
-Fue un error estúpido, ______________, pero ya terminó. Lo juro.
Bien, ahora solo tenía una pregunta….
-¿De verdad querías matarme?
Volvió a bajar la cabeza.
-No. Puedo ser rudo, pero nunca mataría a alguien. Adam habló conmigo antes de esa noche y me metió ideas en la cabeza. Estaba enojado y lo dije sin pensar. ¿Me perdonas?
¿Lo perdono? ¿Seré orgullosa y no lo perdonaré haciéndolo sentir más culpable? ¿O lo perdonaré y haré como si nada hubiera pasado?
-Jake…-respiré hondo-Te perdono-fue lo único que dije.
No era una persona rencorosa, aunque lo pareciera a veces.
-Gracias, __________-sonrió grande. De verdad se veía aliviado y como si le hubieran quitado un peso de encima.- ¿Podemos ser amigos…otra vez?
-Espera un poco, Jake-no era rencorosa, pero tampoco era fácil olvidar todo el acoso.-Seremos amigos, pero no ahora. Todavía tengo mucho por digerir.
-Lo entiendo… ¿Un abrazo sería mucho pedir?
¿Un abrazo? ¿Era en serio? ¿Me está pidiendo un abrazo?
Bien, hoy es el día de “mejorar a la sociedad”, si con un abrazo se sentiría bien, de acuerdo. No quiero que se sienta miserable, aunque una pequeña parte de mí crea que lo sea.
-Está bien-dije antes de abrir mis brazos.
Él abrió sus brazos y me rodeó con ellos. Fue un abrazo fuerte. Suspiró. Al parecer si se sentía aliviado. Me dio gusto saber que al menos era lo suficientemente cuerdo como para salirse de ese ridículo juego.
-Lo siento mucho, ________________. No te merecías nada de eso. En cambio, Adam se merece todo lo que tendrá-me dijo antes de separarse.
Sonreí. No pude evitarlo. Saber que él sabía que Adam tenía su castigo justo me reconfortaba.
-Ya pasó, Jake. No te preocupes.
Le sonreí y seguí con mi árbol y él hizo lo mismo.
Normalmente le hubiera gritado en la cara todas sus verdades y lo hubiera mandado a la mierda antes de haber aceptado sus disculpas. Pero hoy me sentía diferente, no quería tener enemigos. No quería tener más drama. Solo quiero que todo eso quede atrás para poder vivir una vida plena.
Cuando terminé de plantar el próximo hogar para los pájaros, me dirigí con Josh y Avril, que ya habían terminado también.
-¿Qué fue eso?-me preguntó Josh.
-¿Qué fue qué?-pregunté, aunque ya sabía de qué hablaban.
-Tú y Jake…
-Oh….me pidió disculpas y las acepté.
-¡¿Las aceptaste?! ¿Tú?-preguntó Avril atónita.
-Sí, digamos que hoy fue un día de cambio para todos.-contesté antes de sonreír ampliamente.  

viernes, 14 de junio de 2013

Capítulo 36

 Inmediatamente regresé con Tina, para seguir con el entrenamiento, solo fue una hora más, pero esa hora me dejó exhausta, la mala costumbre de dormir todo el día y ni siquiera levantarme para hacer ejercicio, más toda la comida chatarra que consumí durante los últimos meses fueron una mala combinación y ahora tendré que pagar las consecuencias con una horrible dieta y muchas horas más de entrenamientos que solo me dejaran adolorida. Supongo que valdrá la pena cuando gané el primer lugar en el torneo de patinaje, o eso espero.
Salí a paso lento de la pista de patinaje y fui a entregar los patines. Ya no podía mantenerme en pie. Avril y Josh ya me estaban esperando cerca de la salida.
-Cansada-dijo Avril
-Demasiado, solo quiero llegar y tirarme en la cama.-le dije
Sin tener tiempo para reaccionar, Josh ya me había cargado. Humm ¿Desde cuando es tan fuerte?
-¿Seguro que puedes conmigo Josh, no quiero que te lastimes?-dije preocupada
-Claro que sí, no pesas nada pequeña.-me dijo
-¡Awwww!- Exclamó Avril
-¿Quieres que te lleve a tu casa, pequeña?-me preguntó Josh
-Si, por favor, solo quiero descansar.-le dije.
-Yo creí que podíamos volver a salir, sé que estuvimos todo el día juntas pero hace mucho que no platicábamos. - me dijo Avril.
-Pues no lo sé Avril, en verdad estoy muy cansada.-le dije.
-Y si salimos juntos, tú, Avril, Connor y yo.
-No lo sé...
-Anda_________acompañanos. Ya le estoy mandando un mensaje a Connor y él seguro dice que sí-dijo Avril mientras escribía en su celular.
-Esta bien, pero solo un rato.-dije no muy convencida.
-¿A donde quieren ir?-preguntó Josh.
-Que elija __________.-Josh y Avril esperaban mi respuesta.
-Pues no lo sé, la verdad es que cualquier lugar estaría bien.-dije
-Anda ya escoge, porque si vamos a un lugar que no, te vas a enojar
-Claro que no.-interrumpí a Avril.
-Te conozco ___________ así que elige.
-Esta bien.-Pensé un momento.-Friday's me gusta.
-Entonces vamos a Friday's-dijo Josh
-Nos vemos haya-dijo Avril mientras ya caminaba hacia su auto.
Josh me siguió cargando hasta que me dejo en el asiento de su auto. Cerró la puerta y se subió del lado del conductor. Encendió el auto y después la radio.
-¿Te gusta está estación?-Me preguntó.
Se escuchaba Call Me Maybe y aunque la canción estuviese bien, ya me tenía harta.
-No, mejor cambia a otra estación esa canción ya me tiene harta.-dije
-Muy pegajosa verdad-dijo Josh, y luego cambió de estación.
-Creo que esta canción está mejor.-le dije
 Estuvo mejor, pero la siguiente canción era horrible, Josh y yo estuvimos cambiando de estación a cada rato hasta que al fin llegamos a Friday's.
Josh bajó primero del auto y como todo un caballero me abrió la puerta y me ofreció su mano para bajarme del auto.
Entramos al local y buscamos una mesa libre, al parecer Avril y Connor aún no habían llegado, no los veía por ninguna parte. Tal vez Avril fue a recoger a Connor a su casa, ya que él aún no tiene edad para conducir.
Éste lugar siempre estuvo lleno, aunque no importa mucho, se me acababan de antojar unos  brownies con nieve de vainilla y aquí venden los mejores, saben deliciosos y aunque se supone que debo de empezar una dieta, creo que comenzaré mañana, extrañare esos brownies. Josh vio una mesa libre y lo acompañé para sentarnos, nos sentamos juntos y enfrente de nosotros irían Avril y Connor, de un lado de nosotros  estaban unas ventanas con vista al estacionamiento y del otro lado había una mesa larga con varios universitarios, al parecer celebrando el final del semestre, porque estuvieron gritando y gritando que ya no tendrían tareas y trabajos que hacer y de los lugares que visitarían.
-Ya llego Avril y Connor-dijo Josh. "Al fin, ya quiero pedir esos brownies, muero de hambre." Pensé. Josh les hizo señas, para que vieran donde nos encontrábamos.
-Nos esperaron mucho-dijo Connor. Mientras se sentaba enfrente de Josh y Avril se sentó frente a mí.
-No-dijo Josh.
Nada más estuvieron bien acomodados en sus lugares, llegó una camarera, probablemente 10 años mayor que yo y con cara de fastidiada, y quién no lo estaría yo no podría soportar tanta gente que viene aquí a comer.
-¿Qué van a querer de tomar?-dijo en tono amable, aunque se notaba su cansancio.
En ese momento nos tendió la carta.
-Disculpe me puede dar el menú de adulto-dijo Connor un poco molesto.
Todos nos empezamos a reír y la camarera cambió su carta. Creo que se nota que es un poco menor a nosotros.
-Estás rojo-dije y se puso más colorado.
-Yo quiero una coca light-dijo Avril
Cada quién pidió sus refrescos y yo pedí una malteada de vainilla para acompañar con los brwonies que después pediría.
-Awww Connor sigue siendo un pequeñito-dijo Josh mientras le apretaba sus cachetes.
-Ya deja de molestar Josh-dijo Connor enojado.
Pobre, que feo que tu hermano mayor te humille frente a tu novia. Aunque no creo que a Avril le interese mucho. Se nota que le gusta Connor, demasiado, ya tienen algunos meses juntos y el novio que mas le ha durado a Avril probablemente le haya durado 3 semanas.
La camarera regresó para tomar nuestros pedidos y nos entregó los refrescos y mi malteada.
-¿Qué van a ordenar?
-Yo una cheesy bacon cheeseburger sin cebolla-dijo Connor.
-Yo una Jack Daniel's burguer sin cebolla-dijo Josh.
-Yo un fetuccine alfredo.-dijo Avril
-Y yo unos brownies-dije.
-En un momento tendremos su orden-dijo la camarera y se retiró.
-¿Qué no tienes que comenzar una dieta?-dijo Avril.
-Comienzo mañana-dije
-Claro_______ sobretodo por que harás dieta, no aguantarás ni una semana sin los litros y litros de nieve que siempre comes en la semana.-dijo Avril burlándose.
-¿Quieres apostar?-la desafié. 
-No apuestes, porque perderás-dijo Avril.
-Entonces no quieres apostar, porque sabes que ganaré.
-Esta bien, apuesto a que no duras más de una semana sin quebrar la dieta que te dio Tina, si ganó me regalaras el vestido negro que usaste el año pasado para la graduación.
-Pero si yo ganó, quiero la blusa que te regalé de cumpleaños y que no me has dejado usar.
-Trato-dijo Avril tendiéndome su mano.
-Trato-dije estrechandosela.-Comienzo mañana, hoy disfrutaré esos brownies.
Seguimos conversando un rato más hasta que Avril interrumpió.
-___________ me acompañas al tocador.
-Si-dije parándome
Las dos nos dirigimos al baño. Entramos y pude observar como Avril se movía nerviosa.
-¿Pasa algo? Te noto nerviosa.-dije preocupada.
-Es solo que...bueno...este...-decía Avril caminando de un lado a otro.
-Me puedes decir ya lo que sucede, me estás preocupando, no estarás embarazada ¿Verdad?
-¿Cómo crees que voy a estar embarazada?
-Cómo pareces nerviosa y no sabes que decirme, creí que estabas embarazada, que bueno que no, no quiero ser tía tan joven.
-¿Estás loca? No, no es por eso, es solo que...Prométeme que no te vas a enojar.
-Lo prometo-dije dudosa.
-Como empiezo...ehh...bueno no es nada malo.
-Al punto-dije interrumpiendola.
-Le dije a Connor sobre Jake-dijo de golpe.
-¡Ay Avril me asustaste! Creí que algo peor había pasado.
-Entonces ¿No estás enojada?-me preguntó.
-No claro que no, es tu novio y también el hermano de Josh, tarde o temprano se iba a enterar por uno de ustedes. Confió en que no dirá nada o hará alguna locura. Solo no quiero que nadie más se enteré es algo que yo sola quiero arreglar...o bueno junto a ustedes.
-Creí que te ibas a enojar, que bueno que no, ¿Regresamos?
-Claro, no vayan a creer que nos fuimos.-dije.
 Regresamos a nuestros lugares y ya habían traído todo lo que habíamos ordenado.
Cada quién comió lo que pidió y yo disfrute el delicioso brownie que ordené, como los extrañaré.
-Disfrutalo, porque será el último en un largo tiempo-me dijo Avril.
Cómo toda una niña pequeña le mostré la lengua y seguí comiendo el brownie.

El día fue muy largo pero pasar el tiempo con mi novio, aww si mi hermoso novio, y bueno Avril y Connor, fue divertido. 

sábado, 8 de junio de 2013

Capítulo 35:

-Maldito.
-__________....
-Bastardo.
-__________...
-Desgraciado.
-¡__________, cálmate!-me gritó Avril.
-¿¡Cómo quieres que me calmé cuando el estúpido acosador estuvo enfrente de mis narices todo el tiempo!?-le solté.
-__________, sé que estás enojada; pero gritar al aire no resolverá nada.
-No, tienes razón. Pero ayuda a desahogarme.
-Tienes razón….-me dijo Avril. Hubo un momento de silencio el cual fue roto cuando Avril me preguntó:-¿Qué piensas hacer?
-Romperle todo lo que se llama cara a esos dos imbéciles.
-_______....-me volvió a decir Avril, con cierto tono de reproche.
-Ya sé, ya sé…no haré nada que me meta en problemas…muy graves.
-¡___________!
-Ya, Avril. Despreocúpate que no haré nada imprudente…aunque se lo merezca…
Avril iba a decirme algo, pero fue interrumpida por el sonido de mi celular. Me fijé y vi que había llegado un mensaje Josh.
“¿Cómo estás? ¿Ya te sientes mejor?” leía el mensaje.
Decidí llamarle para contarle la noticia. Marqué su número y después de dos timbrazos respondió.
-¡Pequeña!-me contestó con una mezcla de ternura y emoción.
-Hola Josh-dije con una sonrisa, aunque él no pudiera verla.
-¿Cómo estás? ¿Ya te sientes mejor?-reí al darme cuenta que me había dicho lo que me mandó en el mensaje.
-Pues…sí y no…
-¿A qué te refieres?-me preguntó.
-Pues…-tenía que decírselo, de otra forma ¿Cómo le diría que descubrí quien es el acosador? Respiré una bocanada de aire antes de contestar:-Fui a ver a Adam.
-¿¡QUÉ!? ____________....-sabía que iba a reaccionar así, por eso lo corté antes de que pudiera regañarme.
-No, espera. No me regañes. No fue una visita por placer. Fue más bien para investigar.
-¿Investigar? ¿Investigar, qué? ________, habla claro.
-Investigar quien es el acosador.
-Dime por favor que no te metiste en un problema….
-¿Por qué todo el mundo cree que meteré en problemas?-Josh rió ante este comentario.
-¿Estás ocupada? Podemos ir a comer y ahí me dices con detalles tu aventura de detectives-hice una mueca ante ese comentario.
-No, podemos…. ¡No, espera!-me aparté el celular de la oreja y me dirigí a Avril:-¿Qué hora es?
-Son las….2:30-me contestó.
-¡Rayos!-exclamé.
-¿Qué pasó?-me preguntaron Avril y Josh al mismo tiempo.
-Se me olvidó que tengo práctica de patinaje.
Esta era mi primera práctica oficial con Tina. Me dijo que empezaría una semana después de hablar con mis papás para arreglar las cosas de la inscripción y todo los trámites debido a que ya se había pasado el tiempo para ingresar al concurso.
-¿Me puedes ver en la pista de patinaje en media hora?-le pregunté a Josh.
-Claro, ahí nos vemos. Adiós pequeña.
-Bye Josh-por un momento me sentí mal por no tener un apodo bonito para él.
-¿Los puedo acompañar?-me preguntó Avril.
-No, no puedes-le contesté. Avril bajó la cabeza con tristeza y yo reí-¡Ay, Avril! ¡Claro que puedes! Era una broma.
Avril me contestó sacando la lengua.

--------------------------

Pasamos a mi casa por ropa adecuada para entrenar antes de dirigirnos a la pista de patinaje. Cuando llegamos, Josh ya estaba afuera esperándonos.
-¡Hola!-dijo con una sonrisa antes de darme un dulce y corto beso en los labios.-Hola, Avril-le dijo dándole un educado en la mejilla.
Ambas correspondimos con el saludo y entramos al establecimiento.
Les dije a Josh y a Avril que se sentaran en las gradas, mientras yo iba por unos patines rentados y me encontraba con Tina en la pista.
-Tienes que comprarte unos patines….-me dijo ésta en lugar de un saludo.
-Sí, lo sé-le dije-este fin de semana iré por unos.
-Muy bien-me contestó.-Empezaremos con el calentamiento y luego te explicaré lo que tengo planeado para ti.

------------------------

Wow, no me acordaba de lo pesado que era el entrenamiento. Apenas llevaba media hora de calentamiento y ya estaba muerta. Tina me dio quince minutos de descanso en los que fui a las gradas con mis dos espectadores.
Me tendí bocabajo una grada debajo de ellos.
-¿Cansada?-me preguntó Josh con ironía.
-Calla-le contesté, a lo que él rió.
-¿Muy cansada como para contarme lo que sucedió?
-No, no tan cansada.
Me levanté y acomodé de manera que pudiera verlo y con la ayuda de Avril le conté todo lo que sucedió: desde que me dejó en la casa de Avril, pasando por la confesión de mi amiga hasta el encuentro con Adam.
Josh me observaba con detenimiento y con una cara tan seria que indicia que estaba pensando las cosas de manera muy analítica y con mucho cuidado; tratando te absorber cada detalle para tratar de sacarle alguna pregunta o cuestionamiento para poder tener la información completa y concreta.
-Así que, ¿me estás diciendo que el acosador estuvo más cerca de nosotros de lo que pensábamos y que tenía una razón “justa” para molestarte?
-Sí, todo este maldito tiempo estuvo enfrente de nosotros burlándose.
-______________, vamos a seguir-me llamó Tina.
-¿Y estás cien por ciento segura de que es él? ¿Adam no te habrá dicho una información falsa?-me preguntó Josh al mismo tiempo que me paraba de mi lugar y bajaba los escalones poco a poco.
Sopesé un momento antes de contestar a la pregunta que Josh me acababa de hacer.
-No creo. Adam no es de esos de tener juegos mentales.
-Y sin embargo mandó a un acosador a asustarte.
-Cierto, pero no creo que haya dicho alguna mentira. No me preguntes como, pero vi un sus ojos que decía la verdad…aparte de cierta irritación.
-O sea que él acosador es de verdad él…

-Sí. El acosador es Jake.