sábado, 7 de septiembre de 2013

Capítulo 44

-¿Qué es esto?-dije sorprendida.
Vi cómo Josh y Avril se intentaban acercar a mí, pasando a través de la multitud de personas que estaba reunida en casa de Avril.
-Es tu fiesta.-dijo Josh.
-¿Mía?-pregunté desconcertada. 
-Sí, tuya, duuuh.-dijo Avril.
-¿Pero por qué?
-Por qué es tu cumpleaños.-dijo Josh.
-¿En serio?-dije
-No puede ser ________, como puede ser que nunca te acuerdes de tu cumpleaños, siempre es lo mismo cada año.-dijo Avril.
-De todas formas no entiendo por qué me hacen una fiesta sorpresa, saben que las odio.
-Eso díselo a Josh-Dijo Avril.
-Josh...
-Es que, quería hacerte una fiesta y bueno le pedí ayuda a Avril pero ella no quiso, aunque al final si acepto, pero no quería que hiciera algo porqué ella sabe que odias las sorpresas.
-Fue lindo de tu parte hacer esto,-dije señalando el lugar-pero eso no quita que ya no este enojada con ustedes.-les dije.
-Pero__________ no hay razón para que sigas enojada, si toda esta fiesta era lo que te estábamos ocultando.
-Aaaaahhh, ¿Era esto?
-Pues sí, ¿Que creías?-dijo Josh.
-No...nada-dije.
Y yo pensando en cada cosa, no puedo creer que me haya enojado solo porque me ocultaban una fiesta sorpresa, mi fiesta sorpresa.
-Buen ya que quedo todo aclarado, podemos continuar con la fiesta.-dijo Avril.-Por cierto felicidades.-dijo abrazándome.-Más tarde te doy tu regalo.
-Felicidades pequeña-dijo Josh y me dio un beso en los labios.
Avril se alejó de nosotros y Josh y yo nos movimos de la entrada, hacía la cocina de Avril, donde no había casi nadie.
-¿Te gusto?-preguntó Josh.
-A pesar de que no me gustan las sorpresas y de que aquí solo conozco a no más de 20 personas, creo que está bien, solo espero que mínimo la mitad me haya traído un regalo.
-Pero, ¿Te gusto?
-Si me trajeron muchos regalos, sí-Bromeé- Claro que sí Josh, es lindo de tu parte haber pensado en mí y recordar mi cumpleaños, cuando yo ni si quiera lo recuerdo.
-Aun no entiendo como alguien se le puede olvidar.-dijo Josh rodando los ojos.
-Bueno a mí se me olvida, aunque yo tampoco lo entiendo.
-¿Vamos a bailar un rato?-Preguntó Josh, después de unos minutos de silencio.
No le respondí, simplemente lo tomé de la mano y nos dirigimos a la "pista de baile" donde supuestamente estaba la sala de Avril y solo habían movido los muebles para tener más espacio.
Comenzamos a bailar de todo tipo de música, desde unas muy movidas hasta otras lentas. Debo admitir que Josh se lució en la pista, no pensé que bailará tan bien. Incluso mejor que yo.
Después de lo que se sintió como horas de bailar, Josh tomo de mi mano y nos dirigimos a una esquina de la casa donde no había tanta gente y la música estaba menos ruidosa.
-kajksajkdkajd
-¿Qué?-Grité-¡No te escucho Josh! ¡Habla más fuerte!
-¿Qué si quieres algo de beber?-Gritó.
-¡Sí!
-¿Qué?
-¡Qué sí!
Josh se acercó un poco más a mí y es que aunque la música ya no fuera tan ruidosa como en la pista de baile, todavía era difícil escuchar a través de ella.
-Ahorita regreso pequeña, no te muevas de aquí, ya regreso.-dijo Josh cerca de mi oído y se fue.
Me quedé un momento distraída por todo el ambiente, hasta que Alex, un chico de la escuela con quién no me llevo muy bien se acercó a mí.
-¡Hey!-Gritó.
-Hola-dije incómoda.-Mmm...¿Te está gustando la fiesta?-pregunté, ya que no sabía cómo hacerle plática, si no me sentía cómoda hablando con él y menos por la forma en la que me miraba, como si estuviera violándome con la mirada. Por suerte Josh estaría aquí en unos minutos y Alex se alejaría.
-Sí, linda fiesta, sabes me dijeron que estabas esperando a alguien.-dijo acercándose un poco más a mí.
-¿Ah sí?-Me alejé un poco más de él, pero chocaba con la pared.
-Sí, y que ese alguien era yo.
No me dio tiempo de salir corriendo y alejarme de él, porque ya estaba impactando sus labios contra los míos y noté como su aliento apestaba a alcohol, cerré mi boca completamente e intenté alejarlo con mis brazos, hasta que él perdió el equilibrio y cayó al suelo. Me limpié la boca y busqué a Josh con la mirada. Lo vi y tenía una mirada de decepción y enojo.
-¡Josh!-Grité, pero el simplemente se alejó.
Volteé a ver hacía a Alex, pero él ya se había ido. Las ganas que tenía de decirle de cosas, como se atreve a besarme, que asco. Me moví de allí y caminé a la salida de la casa de Avril, por donde se había ido Josh. Salí por la puerta y allí estaba Josh, recargado en el coche de Avril.
-Josh...-comencé.
-¿Qué quieres ________?-dijo Josh en un tono frío.
-Quiero explicarte...-No hay nada que explicar-me interrumpió.-Todo está muy claro, te besaste con Alex.
-No, yo no me besé con Alex, el me beso y yo lo alejé.
-¡Pero lo besaste!-Gritó furioso, jamás lo había visto tan enojado.
Escuché la puerta cerrarse y vi a Avril mirándonos preocupada. Intenté acercarme a Josh pero él se alejó.
-Josh, ya te dije lo que sucedió, yo no lo besé, él me besó a la fuerza.-Dije
-¡Yo los vi!-Gritó
-Josh...-dije, pero él ya estaba en el suelo completamente inconsciente. 
-¡Josh! ¡Josh!-Grité y me acerqué a él, pero él no reaccionaba.
-¡Avril llama a una ambulancia! ¡Rápido!-Avril no contestó, e hice lo que le pedí, agarró su celular y comenzó a marcar los números.
-Josh vamos, despierta.-Dije lo más calmada que pude, moviéndolo un poco, pero nada.
-¡Josh! ¡Vamos despierta!-Grité.
-Calma _________, la ambulancia no tarda en llegar.-me dijo Avril. 

*Minutos después*

Las sirenas de la ambulancia ya se podían escuchar, sentía como si hubieran pasado años desde que Josh se desmayó y él todavía no reaccionaba, se veía demasiado pálido y no sabía qué hacer, solo gritaba y lloraba y lo movía pero no despertaba, Avril intentaba calmarme, pero no podía tranquilizarme.
Al fin la ambulancia llegó e inmediatamente los paramédicos me alejaron de él y comenzaron a checar sus signos vitales. Me quedé en shock cuando comenzaron a darle respiración boca a boca. Solo veía como entre los paramédicos movían sus labios pero no escuchaba ningún sonido, solo observaba como intentaban resucitar a Josh. Hasta que lo subieron a una camilla. Corrí hacía la ambulancia e intenté irme con él.
-Señorita lo siento pero no puede subir-dijo uno de los paramédicos.
Vi como cerró las puertas de la ambulancia y se subió del lado del conductor y se marcharon de prisa.
-Vamos _________ yo te llevo al hospital.-me dijo Avril.
*Brrrrrr brrrrrrr brrrrrrr*
Mi celular vibró y cheque el mensaje que me había llegado.

"Deberías cuidar mejor a tu noviecito. No queremos que se muera ¿O sí?"
-A

Volteé a los lados pero nada, solo estábamos Avril y yo.
No contesté el mensaje, en vez de ello, marqué el número, me iba a escuchar está persona, ya me tenía harta.
Escuché el tono de un celular cerca mío, era apenas perceptible, pero poco a poco subía el tono, busqué con mi mirada hasta donde creí se escuchaba el sonido.

-Tú...

No hay comentarios:

Publicar un comentario